La ortodoncia invisible y mi experiencia

La ortodoncia invisible y mi experiencia

¡Hola a todos! En el post de hoy voy a hablar de un par de temas que quizás a muchos os interesen: la ortodoncia invisible y mi experiencia con los brackets en la Clínica Boccio, y os enseñaré fotos con los resultados.

Hace cinco años decidí dar el paso de tratar los defectos de mi sonrisa con ortodoncia. Como veréis en la foto de portada y en otras imágenes que os dejaré abajo, la posición de mis dientes era bastante irregular, algo que afectaba tanto a la estética como a la mordida (tenía maloclusión o lo que se conoce como mordida cruzada y me provocaba dolores de cabeza, además del desgaste de mis dientes y muelas). Mi tratamiento lo hice en la Clínica Boccio por todas las buenas referencias que tenía de ella. Tras concertar varias citas y estudiar mi caso, procedieron a colocarme la ortodoncia. En total fueron dos años de tratamiento en los que llevé el expansor del paladar (un horror); las archiconocidas gomitas (difícil misión no olvidarse de ponerlas cuando tocaba); llevando mi cepillo de dientes a todos sitios; y en los que no podía comer manzanas a bocados (¡Fue lo primero que hice cuando me los quitaron!). Ahora llevo los retenedores, unos pequeños hilos de metal en la zona posterior de los dientes, que son fijos y para toda la vida y que evitan que los dientes vuelvan a moverse. Y os aseguro que llevar ortodoncia es una de las mejores decisiones que he tomado tanto por mi salud dental como por la autoestima que se gana.

No os voy a mentir, después de tanto tiempo sintiéndome insegura por mis dientes, el llevar brackets tampoco ayudó mucho (en estos momentos no le daría tanta importancia pero en la adolescencia… ya sabéis). Aunque en esa fecha ya se estaba implantando en España la ortodoncia invisible o Invisalign, era un método prácticamente nuevo y del que no conocía experiencias de personas cercanas, y ni lo incluí entre mis opciones. Fui directa a la ortodoncia tradicional, los brackets fijos metálicos, y aunque ahora estoy muy satisfecha con el resultado, me hubiese gustado tener más información sobre la ortodoncia invisible a la hora de elegir mi tratamiento.

Como la ortodoncia tradicional es de sobra conocida por la gran mayoría, os quiero hablar de lo que en mi opinión es la mejor opción si estáis pensando en iniciar un tratamiento para corregir la posición de vuestros dientes: la ortodoncia invisible. En la web de la Clínica Boccio he estado leyendo sobre el Método NO SE VE en el que además de la ortodoncia invisible, incluyen una fase previa y otra posterior para completar el tratamiento.

Primero diseñan la sonrisa en 3D para ver de forma digital cómo será el resultado final tras la ortodoncia. Después de estudiar cada caso, se comienza el tratamiento con el sistema Invisalign con alineadores transparentes de quita y pon que no se ven ni se notan, y solo hay que quitarlos para comer y lavarse los dientes. Están hechos a medida y el ortodoncista los cambia cada quince días. En mi opinión esto es genial, sobre todo por la comodidad y por la estética… Para los que trabajamos cara al público es ideal. Por último hacen un acabado estético (una especie de contouring dental) con el que perfilan los dientes y recuperan el color para que la sonrisa quede perfecta.

Y para muestra, un vídeo de cómo funciona todo esto:

Os pongo fotos para que veáis la transformación de mis dientes

ortodoncia-resultados ortodoncia-resultados

ortodoncia-resultados
No me juzguéis… 😛

¿Habéis llevado ortodoncia o estáis pensando en llevarla? ¿Qué tal vuestra experiencia? Contádmelo por mis redes sociales. Tengo página de Facebook en la que comparto artículos interesantes relacionados con el fitness y la nutrición, y mi cuenta de Instagram (dalia_fitness) donde podréis ver un poco más sobre mi día a día. ¡Nos leemos!

 



2 thoughts on “La ortodoncia invisible y mi experiencia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *